Qué es una etiqueta energética  El nuevo etiquetado energético de la UE  Lectura de una etiqueta energética Qué es una etiqueta energética

Una etiqueta energética es lo que identifica la clase a la que pertenece un aparato eléctrico. Con esta etiqueta puedes identificar rápidamente el consumo de energía y el nivel de eficiencia energética del electrodoméstico que vas a adquirir.

Desde que se crearon en 1994 estas etiquetas de la UE, han sido muy útiles para orientar a los consumidores para escoger bien los artículos que gastan menos energía y ayudar a que, al cabo de su vida útil resulten también más baratos.

El actual formato de la etiqueta se puede ver como la escalera va de la A+++ a la D y esto se ha convertido en algo complejo y confuso por parte de los consumidores.

El nuevo etiquetado energético de la UE en 2021

Las nuevas etiquetas identifican una escalera más sencilla de la actual. Estas van de la A a la G, siendo la A la más eficiente y la G la menos eficiente. De esta manera se simplificará el modelo anterior para que la información sea más clara y comprensible para el consumidor. Así pues, se eliminan las categorías A+, A++ y A+++ vigentes.

Mediante el código QR que se encuentra en el ángulo superior derecho, los consumidores podrán acceder a la información detallada del producto que consta en la base de datos europea de productos para el etiquetado energético (EPREL). En determinados casos pueden haber iconos con más información como la capacidad y dimensiones del producto, el nivel de ruido o el consumo de agua. 

*A partir de noviembre de 2020 muchos productos se venderán con ambas etiquetas pero las tiendas/comerciantes no las mostrarán hasta marzo de 2021.

Lectura de la nueva etiqueta energética

La nueva normativa modifica el método de cálculo y no habrá ningún tipo de parecido entre las etiquetas antiguas y las nuevas.

En la etiqueta se identifican las siguientes partes:

El nombre del fabricante El modelo La clase energética Más información: Consumo anual de energía Código QR

La implantación de estas nuevas etiquetas se enmarcan dentro de las políticas energéticas de la Comisión Europeas el cual forma parte de un marco de sostenibilidad y consumo responsable y eficiente.