El 1 de junio entró en vigor la nueva factura de la luz que se verá afectada a más de diez millones de consumidores. El objetivo es que los usuarios desplacen su gasto energético a los periodos de menor demanda, para conseguir un ahorro en el recibo y aliviar el tráfico de las redes eléctricas.

Desde Tuandco te ayudamos a que esta nueva factura no sea un problema para que a final de mes no notes un desembolso importante. Para ello, es importante conocer los tres tramos de precios durante el día.

Los tramos de precios se dividirán en tres tramos horarios: punta, llano y valle.

Punta (más caro): entre las 10:00 y las 14:00 horas y entre las 18:00 y las 22:00 horas de lunes a viernes no festivos. Llano (intermedio): de 8:00 a 10:00 horas, de 14:00 a 18:00 horas y entre las 22:00 y las 24:00 horas. Valle (más barato): entre las 24:00 y las 8:00 horas, fines de semana y festivos.

A su vez, saber elegir las horas de consumo puede suponerte un ahorro de aproximadamente 100-300 euros al año.

Para ahorrar considerablemente en la factura de la luz te proponemos diferentes acciones:

Adapta la potencia contratada a tus necesidades reales. Desplaza tu consumo a periodos fuera de las horas punta, es decir, realiza la mayoría de tareas a la tarifa valle, la más barata (entre las 00:00 y las 8:00, de lunes a viernes, y durante todo el fin de semana). Así, podrás llegar a ahorrarte hasta 38 euros al año. Es importante tener programadores en nuestros aparatos, haciendo que estos funcionen durante las horas económicas. Muchos de los electrodomésticos más baratos disponen de inicio en diferido para que puedas programarlos justo cuando empieza la tarifa valle. Si no dispones de este tipo de electrodomésticos, puedes incluir enchufes programables. Si no se encienden varios aparatos eléctricos a la vez (lavadora y cocina o plancha, por ejemplo), ese hogar podría ahorrarse hasta 300 euros anuales, ya que le permitiría ajustar la potencia contratada o cargar el coche eléctrico por la noche. Apaga el 'stand by' y desenchufa todo aquello que no uses. Los aparatos apagados siguen en funcionamiento si no los desenchufas y conllevan un gasto innecesario. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) destaca que la plancha es uno de los electrodomésticos que más consume y de los de los más fácil de desplazar. Así, señala que planchar en periodo llano en lugar de en punta supondría un ahorro de 38 euros al año. Si tienes que cambiar de electrodomésticos, la mejor categoría es la A o la B. Un frigorífico de clase B gasta tres veces menos al año que uno de clase G. Incluye aparatos eléctricos capaces de hacer frente a esta nueva factura como por ejemplo aires acondicionados WiFi, termostatos programables, bombillas LED para tu interior y exterior, etc. [mwi-product sku="AF131016,AF131511,AF132266" desc="false" price="false" type="view" btn_color="green" btn_link="button" cols="3" ]